Lo físico y lo digital se combinarán de aquí en adelante en las experiencias que nos pueda proporcionar el sector en los eventos de moda. Muchos vaticinan que durante el segundo semestre de 2021 volveremos a las pasarelas, a los desfiles… a los encuentros, todo con las debidas precauciones.

En febrero de 2020 una oleada de bajas de los participantes y la posterior cancelación de la feria tecnológica más importante del mundo, el Mobile Word Congres de Barcelona, fue el inicio de lo que estaría por llegar. Algo parecido sucedía seis días más tarde cuando Giorgio Armani hacía lo propio ante la mirada perpleja de sus incondicionales. Todo por el acecho de un enemigo hasta la fecha desconocido. La pasarela de moda italiana, la MFW, daba por clausurada su edición cuando apenas había arrancado.

La crisis sanitaria de Covid-19 forzó a los organizadores de sendos eventos a tomar una decisión sin precedentes, su cancelación. Este hecho fue el punto de partida de lo que acontecería en el mundo respecto a ferias y eventos, tanto de gran repercusión, como otros de menor calado. La crisis sanitaria acababa con las reuniones de negocios, los congresos, los desfiles de moda, los festivales de cine o los conciertos.

Ante este contexto de contención, España fue uno de los países pioneros en no dejar morir a la cultura, abriendo salas de cine y teatro con reducidísimos aforos y extremando al límite las medidas de seguridad.

La semana de la moda de Madrid, la Mercedes Benz Fashion Week fue la primera en optar por formatos híbridos que aunaban las retransmisiones en directo de los desfiles con la presentación de colecciones con unos pocos invitados presenciales. Siempre extremando aforos, higiene y demás medidas anti Covid.

Eventos presenciales y desfiles de moda híbridos

Aunque ya se habla de una segunda cancelación de eventos como las olimpiadas de Tokyo y el mismo Florentino Pérez daba por perdida la asistencia del público a los estadios de fútbol; el incremento exponencial de los inmunizados, a través de las vacunas, nos hace pensar en un segundo semestre de 2021 esperanzador. Son muchos los que vaticinan un resurgir de los eventos presenciales.

¿El formato? parece que el planteamiento hibrido está aquí para quedarse, aunque se irán abriendo poco a poco a la presencia física. Conciertos multitudinarios como el del grupo catalán Love of Lesbian da muestra de ello. PCR´s negativas para todos los asistentes, mascarillas y aplicaciones de rastreo. El resultado del experimento parece satisfactorio. Festivales como el Mad Cool o Afroka afinan su cartel para volver a rodar a mediados de este año.

En moda el formato mixto seguirá a buen seguro ya que su versión digital ha permitido acercar los desfiles más elitistas a minorías que jamás hubieran podido tener acceso. Deviene un nuevo cliente para las marcas al que antes no podían llegar.

La reapertura del hotel Ritz en Madrid, por ejemplo, nos hace soñar con un futuro prometedor en el que la presencia física y las relaciones sociales vuelvan a ser lo que fueron.

Por lo pronto los organizadores del Mobile Word Congres 2021 ya han comunicado su celebración el próximo 28 de junio de 2021. Ya es un dato.