Por Sean Derbees

La piel no sólo debe estar bonita, sino también saludable.

Todavía algunas marcas utilizan componentes poco respetuosos con el medio ambiente y con nuestra salud. Es el caso del mercurio, el dioxano, las nistrosaminas y el sulfato de amonio. Estos compuestos son absorbidos por la piel, llegando a producir daños a largo plazo en nuestro cuerpo.

Las tendencias se vuelcan cada vez más en productos respetuosos con la piel y con el medio ambiente.

Un caso muy sonado fue el de los labiales con plomo. Aunque la FDA (Food and Drug Administration) sentenció que las cantidades eran tan mínimas que no se consideraban perjudiciales para la salud.

A la hora de decantarse por un cosmético es fundamental evitar los componentes dañinos y elegir bien los principios activos del mismo.

¿Qué es un principio activo en cosmética?

Cualquier cosmético que encontramos en el mercado parten de una base común que está formada por tres elementos, el excipiente, los aditivos y los principios activos.

Los principios activos son aquellos ingredientes responsables de realizar la función a la que está destinado el cosmético. Pueden ser de origen animal, vegetal o sintético. Algunos llevan muchos años siendo conocidos mientras que otros son de reciente descubrimiento.

Entre los principios activos vegetales podemos encontrar extractos alcohólicos, oleosos o secos; dependiendo función del método o vehículo de extracción. Por otro lado, los aceites esenciales o los extractos de las plantas también forman parte de los principios activos vegetales de los cosméticos.

Los más utilizados en cosmética y proceden de hojas, semillas o frutos destinados al cuidado de la piel como por ejemplo el aceite de rosa mosqueta, el aceite de argán, la flor de piedra, la manteca de karité, el aloe vera, el extracto de miel, el extracto de zanahoria, passiflora, o el ácido hialurónico que también se puede extraer de raíces vegetales, como las derivadas de la celulosa del pino. … por decir solo algunos ya que la madre naturaleza tiene infinitas bondades para con nuestra piel.