Por Sean Derbees

No siempre cantidad es sinónimo de efectividad. En cosmética y belleza funciona igual. Recuerda que usar más producto no te da garantía de unos mejores resultados.

Por otro lado, una gran campaña publicitaria no asegura que esos productos cosméticos sean más efectivos ni mejores que otros más sencillos.

Si lo que buscas es un efecto final sorprendente, te dejo algunas recomendaciones: 

  • Limpiar:

Lo primero, y antes de todo, debes limpiar el rostro con un jabón orgánico. Nunca dejes residuos de maquillaje.

Presta especial atención en pestañas y cejas, es importante no frotar para no dañar ni arrancar de raíz ya que este vello es especialmente frágil y delicado.

  • Calmar:

Para calmar la piel existen hoy en día muy buenas opciones veganas como agua de rosas, geranio, uva…elige alguna para refrescar tu piel antes del tratamiento facial.

  • Hidratar:

Dependiendo de tu tipo de piel y necesidad, y sin que el orden de los factores altere el producto, mezcla tu hidratante, protector solar y unas gotas de base o BB cream y así obtendrás una mezcla que te ayudará a facilitar el tiempo de aplicación,

  • Masajear:

Disfruta de tu ritual y dedícale unos minutos a masajear tu piel. Usa tus dedos, son la mejor herramienta. Realiza movimientos que estimulen la circulación en la zona del contorno de ojos y extiende el masaje hasta el cuello zona importante que también debe estar hidratada y estimulada.

  • Maquillar:

Utilicemos únicamente corrector en las zonas de conflicto donde la piel tenga un poco de enrojecimiento como alrededor de la nariz, y donde tenga sombras, como en la zona de las ojeras.

Debemos elegir un color de rubor que se parezca a nuestro color natural y optaremos a ser posible por una textura de crema que se fundirá mucho mejor con nuestra piel.

El maquillaje es un juego de luz y sombra. Ilumina lo que quieras resaltar y corrige lo que no, reforzando las sombras naturales del rostro.

Otra opción para elegir el tono de blush perfecto es usar un labial en crema con acabado oleoso, se fundirá mejor y te dará aspecto romántico rejuvenecedor y además aportará luminosidad. Aplica un poco en el centro de la parte alta de tu mejilla, recuerda ir de menos a más.

Bien dicen que las cejas y las pestañas son el marco de la cara, por lo que nunca puedes darte el lujo de descuidarlas. Así que riza un poco tus pestañas y dale de una a dos capas a tus ojos sin exagerar para que se vean naturales y tengas una mirada de impacto.

Las barras de labios y gloss son uno de los cosméticos más delicados Es básico elegir uno que no contenga sustancias nocivas. Los pintalabios econaturales utilizan de base ceras y aceites naturales. A estos se le añaden pigmentos también naturales y otras sustancias activas protectoras de la piel.

Fijar:

Para sellar tu maquillaje es importante que usemos un polvo traslúcido en la zona de la ojera y surcos nasogenianos. Son las únicas dos zonas que deben estar siempre selladas, bajo ningún concepto deben brillar ya que pueden dar apariencia cansada.

Estás lista. Tu belleza nunca fue más natural.